Fascitis Plantar

Fascitis Plantar

El tema de hoy tiene mucha tela que cortar. Patología corriente aunque poca gente se acerca al fisioterapeuta hasta que el dolor es terrible y su recuperación mucho más costosa, que no imposible.

La fascitis plantar se caracteriza por un dolor en la planta del pie (normalmente zona posterior del arco (cerca del talón) o en la parte media de la planta) que en sus primeras fases duele al cargar el peso sobre el pie después de un tiempo descansando: al levantarse de la cama (esos primeros pasos que los pacientes definen como horrorosos) o de la silla y que pasa después de unos cuantos pasos. Después se vuelve un dolor fijo, que no se va al calentar y que puede doler tanto que haga al paciente cojear de manera ostensible.clip image0011

Sus causas: tan variadas que seguro que alguna se escapa, pero las más importantes son:

          • Calzado inadecuado: el uso de suelas rígidas, sin amortiguación, tacones o zapatos planos que no tienen plantilla.
          • Ejercicio físico con impactos repetidos o en suelos con desnivel (se estira mucho la fascia plantar y el gemelo tiene mucho trabajo).
          • Sobrepeso.
          • Excesiva tensión del gemelo y su acortamiento.
          • Deformidades del pie: plano, cavo, con pronación...
          • Pasar muchas horas de pie

Quiero dejar fuera de las causas al famoso y controvertido ESPOLÓN CALCÁNEO.espolon calcaneo Lo hago deliberadamente porque no existe una evidencia de que este crecimiento óseo, con forma de gancho, sea una causa o un resultado de la fascitis plantar. Hasta hace poco, y muchos médicos lo utilizan como justificación al dolor (para no mandar al fisioterapeuta), el espolón era causante del dolor y como es un crecimiento óseo que no se opera, el paciente tenía que atenerse al "ajo y agua (y toma de antiinflamatorios cuando te duela)". Nuevos estudios vienen a decir que es un resultado de la tensión excesiva de la fascia plantar o microtraumatismos, pero que no tiene que doler obligatoriamente. De hecho, un 30% de la población tiene un espolón indoloro y muy poca gente de ese porcentaje sufre dolores. Mi opinión es que un espolón calcáneo es un resultado de la tensión excesiva de la fascia plantar y que también es una crecimiento óseo que modifica la dirección de las fibras de la fascia y que influye en su estado patológico. Resumiendo, que es algo que no provoca dolor directamente pero si lo tenemos hace que esa fascia este predispuesta a doler.

¿Qué hacemos entonces?

Lo primero es eliminar la fascitis plantar. Tratamientos fisioterápicos hay muchísimos: masaje relajante de gemelo, sóleo y fascia plantar, punción seca, ultrasonido, corrientes analgésicas y relajantes, plantillas, autotratamientos... pero lo que siempre incido es en la continuidad. Es un problema que viene de lejos, no se provoca por un único gesto o por un salto, y necesita de mucho tiempo y continuidad para mejorar totalmente.

Por eso acude a tu fisio, elimina todo aquello que cargue el gemelo y/o fascia plantar y sé paciente y constante.

Segundo punto: el autotratamiento es esencial para este problema. Los ejercicios en casa de estiramiento y de automasaje son la descarga que necesita la fascia plantar para que el trabajo que soporta el pie (incluso cuando hacemos las cosas correctamente) no se acumule y el tratamiento de fisioterapia avance más fácilmente.

          1. Estiramiento de gemelo: recomiendo una escalera, apoyando en la cabeza de los metatarsianos (por detrás del comienzo de los dedos) y el talón fuera del escalón, te dejas caer hacia abajo notando tirantez en la zona de la pantorrilla. Empezar con las dos piernas juntas y luego una sola. Estirar 10 segundos, descansar y repetir todo lo que puedas.estiramiento gemelos en escalóndescarga
          2. Estiramiento de soleo: igual que el anterior pero con las rodillas flexionadas.

estiramiento escalon gemelos y soleo

                                3.   Automasaje con pelota: sentado con una pelota pequeña (tenis) realizamos pasadas por la planta del pie de adelante a atrás presionando lo justo para sentir como pasas por las diferentes estructuras del pie pero sin sentir gran dolor. Unos 5 minutos y descansar. Repetir lo que puedas.trate

                                 4.  Automasaje con hielo: el frio esencial para el tratamiento  en las fases de dolor y cuando se llega a casa después de         forzar el pie. Es igual que el anterior solo que utilizamos una botella congelada. Realiza el ejercicio hasta que notes la planta bien fría.                                       

pelota fascitis plantar

                                  5.  Plantillas: siempre recomiendo una visita al podólogo una vez se recupere del todo o se mejore lo suficiente para andar sin   ningún dolor.  La fascitis, en la mayoría de los casos, viene acompañada de problemas en los pies (planos, cavos,...) y un podólogo te valora y dirá si es necesario o no. Sino lo fuera, unas plantillas de descarga, sobre todo cuando se fuerza el pie (ejercicio físico o trabajo) suelen ser una gran ayuda.

plantillas y fascitis plantar

Cada caso es diferente y por eso debes acudir a tu fisio para que te recomiende los ejercicios que vienen bien para tu problema pero debes ser constante y confiar en tu recuperación.

David Nieto Marcos. Fisioterapeuta

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.